La empatía o capacidad de ponerse en el lugar del otro nos permite percibir, comprender y compartir los sentimientos y emociones de otra persona enfocándolos desde su punto de vista, no desde el propio.

La empatía puede sustentar las bases de la solidaridad, la participación y la entrega a los demás. La capacidad de sentir el dolor o el sufrimiento del otro nos ayuda a actuar avivando el deseo de ayudarle. Pero no debemos confundir la empatía con el altruismo o la compasión. Este término, cuyo uso tiene poco más de un siglo, hace referencia a una habilidad cognitiva, emocional o afectiva del individuo. Es una capacidad o destreza que se desarrolla paulatinamente a lo largo de la vida y que se puede potenciar a través de la formación y las herramientas necesarias para ello.

En el sector sociosanitario, la empatía resulta indispensable para alcanzar una buena relación profesional – usuario. Entender las necesidades, sentimientos, motivaciones y problemas de las personas que atendemos es la razón de ser de nuestro trabajo cotidiano. Desde el punto de vista del trabajador sociosanitario, la persona empática se esfuerza por mantener una comunicación asertiva sin emitir juicios de valor. De esta manera se puede conseguir detectar el estado de ánimo de la persona con solo analizar sus gestos, su tono de voz o el lenguaje postural. Se tiene una mayor conciencia de las emociones, las necesidades y las inquietudes del usuario o paciente permitiendo fluir la relación en beneficio del mismo.

¿Qué beneficios aporta la empatía para los profesionales del sector sociosanitario?

empatía con los mayores

Como nos cuentan A L Noreña Peña, L Cibanal Juan, N Alcaraz Moreno en su artículo sobre “La interacción comunicativa en el cuidado de la salud” (2010), la empatía permite fomentar una asistencia humana más personalizada, lograr la cercanía al paciente o usuario y, a su vez, poder negociar y/o acordar, conjuntamente con él, los cuidados que necesita.

Entre otros beneficios, la empatía

  • nos ayuda a comprender mejor al usuario y diferenciar sus emociones en cada situación,
  • al ponernos en lugar de la otra persona, nos hace buscar una solución o forma de afrontar el problema que se adapta a lo que la persona necesita y comprende desde su punto de vista,
  • facilita la comunicación al establecer una relación entre iguales, haciendo que el paciente o usuario se sienta más cómodo, comprendido y confiado. El usuario se siente menos solo y aumenta su autoestima.
  • ayuda a comunicar al usuario la percepción de sus emociones en un clima colaborativo,
  • ayuda al profesional sociosanitario a centrarse en el paciente aportando una mayor satisfacción con su trabajo y reforzando su papel dentro de la asistencia a la persona,
  • reduce posibles tensiones en la relación con el paciente – usuario aumentando la sensación de una relación “humana”,
  • entre compañeros, la empatía permite conocer las necesidades de otra persona y crea un clima de confianza que facilita las labores cotidianas y la comunicación entre compañeros y compañeras con tan solo un gesto o mirada.

¿Cómo podemos fomentar la empatía?

La capacidad de ser empático se puede aprender y mejorar a lo largo de nuestra vida. Además, existen un gran número de cursos sobre empatía, asertividad y comunicación no verbal que nos ayudarán a entender mejor esta habilidad y practicar las estrategias necesarias para ponerla en práctica en nuestro día a día.

empatía de los cuidadores

Desde la Fundación ASISPA, entre otras materias, desarrollamos acciones formativas a medida que impartimos en organismos, instituciones o empresas en las que se desea fomentar la empatía desde el punto de vista de la organización y sus trabajadores.

Por su parte, el Aula de Formación de ASISPA puedes encontrar un curso online sobre Inteligencia Emocional cuya convocatoria está abierta permanentemente. En este curso aprenderás las herramientas necesarias para afrontar, comprender y manejar las emociones que conllevan situaciones problemáticas o críticas. Aprenderás a conocer cómo y porqué actuamos emocionalmente ante ellas y trabajarás con las herramientas que optimizan tu desempeño. ¡Consúltalo!

Desde la Fundación ASISPA te recordamos la importancia de la empatía en nuestro sector y te animamos a seguir trabajando y desarrollando tus habilidades en este ámbito.

X