¿Te has preguntado alguna vez qué es la Responsabilidad Social y cómo influye en el desarrollo de los colectivos? Este concepto hace referencia a determinadas actitudes que tienen como objetivo el fomentar el bienestar de la población. La Responsabilidad Social puede estar presente en diferentes ámbitos que rodean a las personas: el ámbito económico, el medioambiental, en la comunicación o incluso en la atención e intervención de colectivos en riesgo de exclusión.

La contribución activa de la sociedad busca como fin la mejora de la calidad de vida de las personas, la estabilidad en el ámbito económico y el respeto por el medio ambiente. Para entender mejor este concepto y la importancia que entraña, desde Fundación ASISPA os contamos en este artículo todos los detalles.

¿Qué es la Responsabilidad Social y a que hace referencia?

Responsabilidad Social de los colectivos

La Responsabilidad Social se entiende como aquella responsabilidad que tienen los miembros de una comunidad para preservar las buenas condiciones de los que la conforman. Este concepto se relaciona estrechamente con la ética y la moral de los individuos ya que las decisiones que estos toman, tanto a nivel individual como a nivel de grupo, tienen consecuencias (positivas o negativas) sobre el resto.

Este tipo de responsabilidad pretende desarrollar una conciencia o moral del conjunto de la sociedad a la vez que busca el bienestar común. Si bien esta idea o concepto de Responsabilidad Social remite a la concienciación ética y moral, también busca la participación ciudadana en cuestiones de carácter social, económico y medioambiental.

La Responsabilidad Social en las instituciones y organizaciones

La Responsabilidad Social concebida en las instituciones y en las organizaciones guarda relación con los principios de estas. Tiene que ver con el concepto de empatía y sensibilidad de las empresas hacia los problemas sociales, culturales, ambientales y económicos.

Este concepto responde al cambio de modelo corporativo, predominante hace unos años, hacia un modelo socioeconómico más amplio en el que los intereses de los individuos y su bienestar forma también parte del eje angular de las organizaciones. Este modelo tiene como premisas el interés por el bien común, el aprovechamiento de los recursos y un punto de vista general de la empresa como una organización empática con las problemáticas sociales y ambientales.

Las acciones que puede plantear una organización son claves para fomentar un estado de bienestar común en el que la ciudadanía perciba esa empatía de las empresas hacia sus cuestiones. La importancia que juegan estas en el desarrollo sostenible de la sociedad y la capacidad que tienen de generar acciones positivas de manera proactiva las convierten en ejes fundamentales de la Responsabilidad Social.

Beneficios de la Responsabilidad Social para las empresas

Adoptar medidas relacionadas con la Responsabilidad Social supone numerosos beneficios para una empresa, tanto a nivel externo como interno:

  • Ayuda a mejorar la reputación empresarial.
  • Aportar un valor diferencial a la organización.
  • Facilita el acceso a nuevos sectores dentro del mercado de actuación de la empresa.
  • Fideliza a los clientes actuales y aumenta la probabilidad de adquirir nuevos.
  • Fomenta la innovación.
  • Aumento de la credibilidad en las acciones llevadas a cabo por la organización.
  • Aumenta el bienestar de los trabajadores gracias a la implementación de medidas de consenso.

La Responsabilidad Social y el bienestar común

Por definición, las acciones socialmente responsables se enfocan siempre a buscar el bienestar de la comunidad. Por esto, resulta importante enfocar siempre las actuaciones a beneficiar a las personas que forman parte del entorno. De esta manera se propician actuaciones relacionadas con la contribución activa al mejoramiento de la calidad de vida de las personas a través de la sensibilización y la atención e intervención a los colectivos más vulnerables.

Este tipo de responsabilidad es la que las personas llevan a cabo desde lo que se aprende en el entorno familiar, los valores adquiridos y las repercusiones que tienen los actos de cada individuo en el entorno que les rodea. Las acciones del día a día pueden contribuir a construir un ambiente más sostenible, solidario y a activar la participación ciudadana en aspectos relativos al voluntariado y a la ayuda al resto.

La Fundación ASISPA comprometida con la Responsabilidad Social

Responsabilidad Social y bienestar común

En la Fundación ASISPA estamos comprometidos con la Responsabilidad Social de los individuos y los colectivos, y buscamos la contribución activa enfocada hacia el mejoramiento social, económico y ambiental.

A través de diferentes acciones como la defensa de la igualdad de género, la atención e intervención de los colectivos en riesgo y el diagnóstico e intervención psicológica. Además, asesoramos a entidades sociales en sus planes de Responsabilidad Social investigando y evaluando proyectos y programas, así como gestionando de forma integral la comunicación externa e interna de empresas, entidades y asociaciones.

La Responsabilidad Social invita por tanto a ser responsables con el entorno que nos rodea planteando acciones justas y de consenso para mejorar la calidad de vida de los individuos y buscar una sociedad más cohesionada.

Te invitamos a compartir con nosotros a través de los comentarios tu experiencia o tus dudas sobre la Responsabilidad Social con el fin de ayudar a otros usuarios. Si quieres mantenerte al día de nuestras novedades, síguenos en nuestras redes sociales: Facebook, Instagram, LinkedIn y Twitter.

X